24 noviembre 2007

A.D.A., AGENCIA DE DETECTIVES DE LA ANTIGÜEDAD.

A.D.A., AGENCIA DE DETECTIVES DE LA ANTIGÜEDAD
Pierre Vanloffelt, Régis Hautière
Antonio Lapone
Rústica. 112 pág. Color. 14 €
Número único
Dibbuks

Los guionistas Pierre Vanloffelt, Régis Hautière y el dibujante Antonio Lapone recuperan con A.D.A., Agencia de Detectives de la Antigüedad el mejor sabor de aquellas historietas de aventuras los años ochenta firmadas por autores de la llamada línea clara como Serge Clerc, Ted Benoit y sobre todo por el gran Yves Chaland, al que los autores homenajean en varios pasajes de este libro.
La Agencia de Detectives de la Antigüedad, está formada por dos intrépidos arqueólogos, el siempre impertérrito Belzoni y el irreflexivo Carter, cuyo carácter y método de trabajo no pueden ser más diferentes, contrapunto que en manos de los guionistas da lugar a varias situaciones divertidas.
El libro integral que recientemente ha publicado Dibbuks presenta en un único libro los dos primeros álbumes de la serie: Agencia Detectives de la Antigüedad, firmado por el guionista belga Pierre Vanloffelt y El valle del esqueleto hostil, a cargo del guionista francés Régis Hautière, y ambos ilustrados por el italiano Antonio Lapone.
Ambientadas ambas aventuras a finales de los años 50, en la primera de la ellas veremos como los dos protagonistas se conocen en Egipto mientras intentan descubrir el misterio que se oculta tras la extraña muerte de un ladrón de tumbas provocada por la terrible maldición desencadenada tras profanar la tumba de Ratmsis.
Tras la primera aventura Belzoni y Carter, ahora ya socios de una agencia de detecives, viajan hasta Méjico en busca del Profesor Jones que ha desaparecido durante su búsqueda de la tumba del legendario emperador azteca Cuauhtémoc. En esta segunda aventura no faltarán los guiños recurrentes a las películas de otro Jones, el famoso protagonista de En Busca del Arca Perdida, y en la que incluso hacen acto de presencia los Blietz (unos trasuntos de los Nazis) que planean llevar a cabo la resurrección de su desaparecido y amado Führer.
Al leer este libro da la impresión de que los tres autores deben habérselo pasado en grande construyendo este par de historias llenas de aventuras, expediciones arqueológicas, pirámides, científicos locos, maldiciones sobrenaturales, femmes fatales y nazis. Y es que con todos estos ingredientes no hay historia que no sea entretenida.
Por otro lado el dibujante Antonio Lapone hace un gran trabajo en el apartado gráfico, en el que en algunas ocasiones mimetiza el estilo de autores como Clerc o Chaland, o incluso algún ramalazo del estilo de Mike Mignola se deja entrever en algunas páginas de la obra.
En definitiva este A.D.A. es un estupendo libro que harán las delicias de los amantes de las historietas de aventuras francobelga más clásica y de las películas de Indiana Jones.
La edición de Dibbuks cuenta con un buen papel, una estupenda reproducción y un precio más que ajustado ya que ofrece dos álbumes por el precio de uno.