26 julio 2006

RESEÑA: GIPI - APUNTES PARA UNA HISTORIA DE GUERRA

APUNTES PARA UNA HISTORIA DE GUERRA
Gipi
Rústica. 112 pág. Bitono. 15 €
Ediciones Sinsentido

Cuando lees un tebeo del que ya se ha dicho que es una obra maestra, que ya ha ganado muchos premios, muchas veces a uno lo que le queda es asentir. Y casi siempre esta acción se hace con la boca chica, mientras se piensa "puf, pero si no era para tanto". No sé si esta especia de predisposición a que una obra "te va a gustar porque a todo el mundo le gusta" en realidad lo que consigue es que ese estupor inicial se convierta en una sensación que más que de maravilla es de no alcanzar a las expectativas generadas; y es algo que a todos nos ha pasado alguna vez y con obras maestras tan reconocidas que alzar la voz y reconocerlo en público no es una opción ;).

Sin embargo, he de daros una mala noticia. Esta introducción no sirve absolutamente de nada, porque yo no tenía ni idea de que este álbum había ganado en el pasado festival de Angôuleme el premio gordo y anteriormente el Goscinny pero habréis de dipensadme y lo sabréis por mis escasísimas colaboraciones, he estado y estoy muy desconectado del mundillo. Pues eso, simplemente había leído alguna buena crítica por ahí, y de pasada. Y para ahondar más en mi ignorancia, tampoco conocía de la existencia de Exterior Noche. Así de torpe soy, que ni presto atención a esta bitácora en la que colaboro. Supongo que ya recibiré mis merecidas reprimendas por parte de los compañeros afectados por mi despiste.

Pues bien. Sense of Wonder a tope, un estilo que me recuerda MUY ligeramente a Martin Tom Dieck (ese grande al que ya tocará que publiquen por aquí algún día), y una historia que prometía. Eso es lo que me llevaba de la tienda a casa, y las expectativas (no tan altas porque no tenía ni idea de que estaba tan en alza) se volvieron a cumplir.

Gipi nos sitúa en la actualidad, en un conflicto bélico ficticio pero que podría acontecer en cualquier momento. Y nos lo presenta por medio de tres jóvenes desharrapados que intentan buscarse su suerte. Cada uno tiene sus propias expectativas, su forma de ser, y sus preocupaciones; de ahí vendan sus choques, por trasfondo social, por su propia historia, y por su manera de lidiar con las situaciones que acontecen en este escenario.

Quizá, lo más sorprendente, es que a pesar del título y de la primera impresión, Apuntes para una historia de guerra no es comparable a Catch-22 o a Matadero 5 en tanto en cuanto no es una historia con un fondo anti-bélico central (que no ees que carezca de ello), pero me he de retractar, puesto que sí es comparable en el hecho de que todas exploran el interior de la psique humana, intrínseco en todos nosotros, que en este tipo de situaciones se ve muy acentuado. Y aún a riesgo de parecer machista, estas tres historias tocan ese sentido literario "masculino" de cada uno de nosotros, con un sabor de boca de haber leído una historia "para hombres" que se nota sobre todo en los primeros compases del tebeo. Y esto lo digo con un paréntesis también, porque estas tres historias son poco viriles pero sí muy masculinas, aunque no sé si se podrá entender a lo que me quiero referir con ello... Pero vamos, tratando de arreglar el entuerto en el que ya me he metido... al igual que nosotros disfrutamos con Maitena, vosotras también podréis disfrutar de Gipi ;).

Poco puedo decir más del trazo de Gipi que no se haya dicho ya: tiene un estilo conciso, controlado, expresivo, sintético, que llega a la médula del lector. Además, narrativamente es sublime, no sólo en el plano secuencial, sino en la estructuración de la historia. El autor te lleva poco a poco a lo que quiere contarte, llegando a una apoteosis final en una última viñeta que te deja totalmente descolocado, con los pelos como auténticas escarpias. Encandila, y pide la relectura a gritos, bien saboreada, bien masticada, para admirarse a sus recursos de expresión y narración, estéticamente sublimes.

Y al final, sólo me queda asegurar que sí, que hay que dar razón a los premios, y que Apuntes para una Historia de Guerra es una de las grandes joyas del pasado Salón de Barcelona. Aún a riesgo de provocar con esto ese listón inalcanzable que deja un regusto que sabe a poco... Y si es así, mis más sinceras disculpas de antemano.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No se parece absolutamente en nada a Matadero 5 o Trampa 22, de hecho, Matadero 5 y Trampa 22 no se parecen absolutamente nada entre ellas salvo en que las dos llevan un número en el título.

Xoota dijo...

Primero de todo, gracias por tu comentario. Desde aquí, comienzo a decir que me abstendré de volver a responder cualquier comentario que pueda iniciar un flame. No intervengo lo suficiente en este blog como para permitírmelo. De todos modos, sí que discutiría siempre dentro de un marco de respeto a la otra persona.

A mí me parece que la referencia a esas dos novelas es "bastante obvia", en tanto en cuanto son las dos novelas "no a la guerra" canónicas. Decir que no se parecen en nada es totalmente cierto. Trampa 22 es una novela de humor negro, con una posición muy delimitada desde el principio, y con un tono muy derrotista a lo largo de la novela, aunque tiene un final en el que parece que hay algo de luz en toda la irracionalidad de la guerra. Matadero 5, sin embargo, no tiene su posición tan delimitada (salvo en el manifiesto del primer capítulo), y el tono de la novela es más optimista, aunque en el fondo parezca que no hay por qué serlo tanto. Sin embargo, decir que son muy parecidas también lo es. Ambas son anti-bélicas, ambas tienen anti-héroes envueltos en un mundo donde son unos incomprendidos y que son la "voz" de la novela. Es más, muchas veces la lectura de una conlleva a la lectura de la otra. Aunque claro, no tiene por qué ser así.

Para mí el título Apuntes para una historia de guerra me predispone, o me predispuso en su momento, a una historia de dicho corte; no voy a entrar en la misma dinámica anterior de (se parecen y no se parecen), pero sí me parece válida citar las dos novelas al hablar de esta obra. No lo hice a voleo ni para subir las visitas mediante las búsquedas en el Google ;).
Y si Apuntes para una historia de guerra tiene una "voz narrativa", ésta es la de Giuliano, qué fíjate por donde, al igual que Yossarian y que Billy Pilgrim, es una persona a la que las circunstancias lo tienen rodeado en un mundo en el que no sabe muy bien cuál es su papel aunque intenta encajar, y que además sirve como una voz anti-bélica, al fin y al cabo.

Para culminar la faena, vuelvo a remitir al enlace sobre el gusto literario según el sexo (que siempre me ha parecido una macarranada, pero esta vez me llamó la atención), y las tres obras literarias que nos ocupan entrarían perfectamente en lo que los filólogos que escribieron el artículo definen como "novela masculina", historias de alienación, de "desencuadre social" y de conflicto interno.

Creo que me he explicado con suficientemente claridad, aunque ya te digo, tú también tienes toda la razón en decir que las tres obras no se parecen. Es algo que se puede afirmar sin reparos.

Anónimo dijo...

“Novelas "no a la guerra" canónicas”, como dices, hay un porrón, que estén protagonizadas por “anti-héroes envueltos en un mundo donde son unos incomprendidos” hay unas cuantas (¿todas las anteriores?) sin que sean pocas tampoco en las que el protagonista es “la "voz" de la novela” . En el cine también hay unos cuantos ejemplos y en historieta no nos quedamos cortos.

Dicho esto, me da la sensación que en vez de las dos novelas de marras podrías haber escogido cualquier otra del amplio universo de posibilidades abiertas por la generosidad de los criterios “de parentesco” que apuntas. Por eso no me sirve la comparación.

Eso sin entrar a valorar las no tan sutiles diferencias del retrato que las tres obras hacen del hombre y la guerra, y que en tu reseña aparecen igualadas bajo el genérico paraguas del “antibelicismo”.

Xoota dijo...

Un último apunte:

En la reseña no las equiparo por antibelicismo, sino por el Angst que sufren los personajes clave, agravado por una situación que les sobreviene, mostrando así lo más crudo de la humanidad. Pero vamos, tienes razón: podemos meter al 99% de las novelas en el saco ;-).

No voy a discutir más, solamente decir que la próxima reseña la intentaré escribir algo mejor y espero que sea de tu agrado esta vez.

Un saludo desde la BD