09 octubre 2007

HACERSE NADIE

HACERSE NADIE
Jorge García
Fidel Martínez

Rústica con solapas. 64 pág. B/N. 12 €
Número único
Colección Fugaz
Ariadna Editorial

Tras el excelente Cuerda de Presas, álbum de debut que tuvo una excepcional acogida por parte de crítica y lectores, el equipo creativo formado por el guionista Jorge García y el dibujante Fidel Martínez nos presenta ahora el álbum Hacerse nadie, publicado recientemente por Ariadna Editorial.
El álbum Hacerse nadie es una colección de pequeños relatos independientes con tintes de serie negra, género en el que los autores se mueven como pez en el agua. En las páginas de estos relatos que transcurren en Estados Unidos a través de los años, desde 1919 hasta 1960, irán desfilando una serie de personajes: ladrones de bancos, asesinos a sueldo, boxeadores, presos, mozos de circo... Todos ellos encajan a la perfección en su papel de perdedores anónimos y de eternos segundones en las grandes historias de serie negra, a los que los autores de este álbum rinden un sentido homenaje.
Son claras y evidentes en éste álbum las influencias de ambos autores, desde el magnífico álbum Sombras de El Cubri hasta las historietas de El Bar de Joe de José Muñoz y Carlos Sampayo (autor que prologa el álbum). El guionista Jorge García no ha negado nunca su admiración por las obras del guionista Felipe Hernández Cava, guionista que junto a Saturio Alonso y Pedro Arjona formó durante los años setenta el colectivo El Cubri. También en la asfixiante atmósfera expresionista recreada en las páginas del álbum por el siempre sugerente estilo del dibujante Fidel Martínez se pueden rastrear influencias gráficas de pintores expresionistas o dibujantes como Pedro Arjona, Santiago Sequeiros o el argentino José Muñoz.
Hacerse nadie sin ninguna duda gustará a los amantes del género negro, es un libro que presenta un puñado de buenas historias duras, emotivas, y algunas de ellas cargadas de lirismo, de entre las que destacaría Fantasmas, una gran historieta que se desarrolla en la Prisión de Alcatraz, y que está dedicada como no podría ser de otra manera a Don Siegel, director de ese peliculón que es Fuga de Alcatraz. Un recomendable álbum que tras acabar su lectura deja un regustillo amargo bastante agradable.
No quiero terminar esta reseña sin remarcar la gran edición que se ha marcado la editorial cordobesa Ariadna Editorial, que con el apoyo de la Junta de Castilla y León ha producido un álbum a tamaño europeo, con una reproducción estupenda, una correcta elección de papel con suficiente gramaje, y todo ello a un precio más que ajustado.